MONITORES

No me digáis que no teníamos un equipazo de monitores, una buena mezcla de sangre joven y experiencia, que hicieron que el campamento fuese rodado.